¿CÓMO ELEGIR EL MEJOR BIBERÓN?

Esta situación siempre puede parecer complicada para los papás y mamás primerizos. ¿Quieres cómo saber elegir el mejor biberón para tu bebé? ¡Claro que sí! Por eso hemos recopilado una serie de consejos de nuestros expertos que te ayudarán a tomar la mejor elección para la edad y las necesidades de su bebé.

 

Elegir un biberón de un material adecuado

 

En su mayoría, los biberones están disponibles en tres materiales: vidrio, plástico (el más común) y silicona. Cada uno de estos componentes tiene ventajas y desventajas que se deben conocer para poder tomar la decisión correcta.

  • Biberones de vidrio

Los modelos de vidrio tienen la ventaja de ser 100% naturales. Muy resistentes a las manchas, son fáciles de limpiar y mantienen la temperatura de la leche infantil de forma óptima. Sin embargo, debido a mayor peso y fragilidad (riesgo de rotura), los biberones de cristal no son recomendables para bebés que comienzan a sostener el biberón. Por lo tanto, son más aconsejados durante los primeros meses del bebé, o después de sus 2 años, cuando comienza la  fase del “despertar del bebé”.

  • Biberones de plástico

Lo bueno de los biberones de plástico es su resistencia y ligereza,  características que los convierten en fáciles de manejar. Además suelen ser la elección preferida durante los primeros meses del bebé. ¿Y los inconvenientes? Pierden su transparencia muy rápidamente, cosa que complica ¡y mucho! la labor de medir las cantidades con precisión.  También se consideran menos higiénicos con el paso del tiempo (el plástico se lava con menos eficacia que el vidrio y no resiste el lavado en el lavavajillas).

  • Biberones de Silicona

Aunque llevan muy poco en el mercado, los biberones de silicona ofrecen un excelente manejo gracias a su pared flexible que permite ejercer una ligera presión para acelerar o ralentizar el caudal. Una gama ideal para las primeras semanas o los primeros meses del bebé.

 

¿Qué tamaño de biberón elegir? 

El segundo criterio a tener en cuenta es el del tamaño del biberón, que debe depender siempre de la edad del bebé.

  • Bebés entre 0 y 9 meses

Recomendamos que optes por un biberón clásico de 240 ml desde las primeras semanas del bebé: aunque tu peque no se lo beba entero, lo conseguirá rápidamente. Por tanto, no es recomendable invertir en modelos de 30 a 50 ml o de 90 a 150 ml, a menos que quieras conservarlos para darle comidas ligeras a tu pequeño cuando sea un poco mayor.

  • El bebé comienza la diversificación alimentaria

¿Tu peque tiene más de dos años y quiere beber biberones de más de 250 ml? Puedes optar por un biberón de más de 300 ml, que es el tamaño más grande disponible en el mercado.

¿Qué forma de biberón elegir?

Existe una gran diversidad de formas de biberones.

— Los biberones cilíndricos tienen la particularidad de ser muy manejables y se pueden lavar muy fácilmente con un cepillo para biberones.

— Los biberones “angulares”, inclinados 30 grados, a menudo se recomiendan para bebés propensos a cólicos o regurgitación: así el niño traga menos aire gracias a la inclinación del biberón, lo que permite mantener la tetina siempre llena.

— Los biberones ergonómicos son muy fáciles de manejar para los bebés gracias a sus pequeñas asas laterales; al igual que los modelos en ángulo, sin embargo, son relativamente más complicados para lavar.

¿Qué biberón elegir?

Si has decidido cambiar a la alimentación mixta (o extraerse la leche materna para que el bebé beba de un biberón), también deberás elegir un biberón que sea adecuado para ese método de alimentación específico. Es mejor iniciar con un biberón de tetina fisiológica que tiene la ventaja de ser flexible.

¿Qué tamaño de tetina elegir?

Elegir una buena tetina es especialmente importante a la hora de comprar el biberón de tu bebé: el tamaño de la tetina y su caudal tienen un impacto inmediato en la comodidad al beber, así como en su buena digestión.

Las marcas de puericultura suelen ofrecer entre 2 y 4 tamaños de tetinas (numeradas del 1 al 4). Cada tamaño proporciona un caudal diferente.

— El tamaño 1 de tetina es el indicado y diseñado para los recién nacidos

— ​​ La tetina tamaño 2 y su bajo caudal están pensadas para la boca de un bebé de unos 2 meses

—  La tetina talla 3 y su caudal medio se adaptan a las necesidades de un bebé de unos 3 o 4 meses (según el niño)

—  La tetina de tamaño 4 y su rápido flujo son adecuadas para niños mayores de 6 meses.

Importante: el flujo del biberón también se clasifica. La elección de la gama debe depender sobre todo de la leche infantil que vayas a utilizar, y no de la edad del niño, así como de sus preferencias y su capacidad de succión. La gama S (flujo lento) está diseñada para leche materna es de flujo lento; la gama M (flujo medio) es especialmente adecuado para la leche infantil en polvo; la gama L (flujo variable) es ideal para leche espesa, papillas y sopas.

Sean cuales sean tus preferencias, asegúrate siempre de elegir una tetina compatible con la marca del biberón; la forma más fácil es comprar un biberón y una tetina de la misma marca.

Toma nota: los tamaños de las tetinas y el caudal del biberón no cumplen los requisitos de forma específica, no hay una norma sobre esto. Por tanto, las características detalladas anteriormente no son aplicadas por todos los fabricantes. ¡Ten esto en cuenta antes de elegir el biberón de tu bebé!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies